Mala muy mala


Mala, por Dios que tú eres mala,

si gozas mi sufrir, si ríes mi penar,

porque eres mala.

 

Mala, tienes que ser muy mala,

no quieres comprender que todo mi querer

fue sólo tuyo.

 

De aquel pasado que acabó

sólo recuerdos me dejó tu orgullo.

De aquel cariño que existió

que no quisiera recordar el tuyo.

 

Le pido al cielo que te perdone

pues yo no puedo desearte un mal,

que tu castigo sea mi condena

que tu capricho, sea mi final.

Letra y música de Fernando Valadés Lejarza