No me niegues


La distancia que separa nuestras vidas,

no hay razón para que dejes de quererme.

Yo te llevo aquí en mi pecho muy adentro,

no es mi culpa que el destino lo haya hecho.

 

Como un recuerdo a nuestro amor

voy a pedirte que al fruto aquel de tu dolor,

nunca me niegue.

Si no nos volvemos a ver, no me reproches,

que culpa tengo corazón,

que Dios le diera a nuestras vidas dos caminos.

 

Pregúntale a tu corazón si me ha olvidado

y no me guardes el rencor de haberte amado.

Cuando te acuerdes tu de mi no me maldigas.

Recuerda que todo mi amor,

te lo entregué en aquel momento alma mía.

 

Letra y música de Fernando Valadés Lejarza