Homenaje de Fernando Valadés al Caribe, Centro y Sudamérica y México

 

 

 

[ Regreso a discos ]



1966

Sello: RCA Victor

 

Cuando los lazos de amistad, con los pueblos hermanos de habla española han sido estrechados definitivamente, para bien de todos, por el más distinguido ciudadano mexicano y sus amigos de esta América nuestra, un artisto nacido en tierra azteca, Fernando Valadés, decide preparar un disco de larga duración como un "homenaje al Caribe, Centro, Sudamérica y México", en mensaje musical presidido por el sentimiento, la comprensión y el amor por lo bueno que tiene la vida lo mismo aquí que en aquellas tierras.

 

El popular pianista y compositor nacido en Mazatlán, Sinaloa, México, vuelve a hacernos vibrar con el romanticismo que tiene como sello peculiar, y en alas de su inspiración nos lleva a sitios que si acaso se encuentran relativamente alejados desde el punto de vista geográfico, están muy cerca de nosotros en la tradición, en la idiosincracia, los anhelos y las esperanzas...

 

"No Estés Triste Patojita", que nació para las guatemaltecas que viven su más esplandorosa juventud. Luego se presenta "Preciosa Quisqueya", y con ella el pensamiento vuela a la tropical cuenca del Caribe, a la isla de Santo Domingo para hablar con exactitud, a lo que conocemos como República Dominicana, y cuando en el arire todavía no se pierden las notas de tan sentimental tonada, un puente imaginario nos conduce a La Paz, Bolivia; se ha dicho con propiedad que este país llega con sus alturas al cielo mismo, al grado de que en ocasiones se confunden montañas y nubes y Fernando capta magníficamente tan especial circunstancia, y nos ofrece "Bolivia"; para volver a su morena tierra con "Mi Última Carta", que es mensaje de fraternidad para nuestros hermanos de la América Latina, pues en el corazón no existen fronteras de ninguna clase.

 

Cuando se escuchan estas frases: Son lindas las mariposas, son bellas las esmeraldas y tú eres la más hermosa en ese Valle del Cauca... Nuestra mente se traslada a Colombia, y los vínculos espirituales crecen sabiendo que tal selección es como un canto a todas las lindas caleñitas; en la zona del Popayán la inspiración de Fernando también se hace presente con "Nosotros y Dios", concebida y estrenada en la Feria de Cali, en donde viven mujeres tan hermosas y hombres tan caballeros, y llegar en una alfombra de ilusión intempestivamente pero con gusto al Salvador, que tantos parecidos tiene con las zonas subtropicales de México escuchamos "Culparé al Destino", flota la mejor brisa de entendimiento, y es así como volamos al Perú cantando "No Sé Si Será Bueno", que siendo vals peruano tiene acentos mexicanos porque Valadés cantándole al mundo, tiene mejor tarjeta de presentación su acendrado mexicanosmo, cono no podría ser de otra manera.

 

Cambia el panorama y arribamos a Costa Rica, "Qué Mentira" se llama la canción que será favorita en San José y en los surcos de caña y de café; y finalmente nos colocamos de cara al cielo, ante el destino, y el futuro que es propio de ustedes y de nosotros, para cantar con Fernando Valadés "Te Diré Adiós", con la que cierra su Homenaje al Caribe, Centro, Sudamérica y México.

 

Canciones que incluye:

Arráncame el alma

Bolivia

Caleñita mía

Culparé al destino

Mi última carta

No estés triste patojita

No sé si será bueno

Nosotros y Dios

Pa' que quiero vivir

Preciosa Quisqueya

Que mentira

Te diré adiós